Ir al contenido principal

La educación social vista desde fuera

O cómo liar a tu madre para que te cuente cómo ve tu profesión...



Este martes, día 2, ha sido una fecha importante para nuestra profesión. Hemos celebrado el Día Internacional de la Educación Social y en Barcelona, en la universidad, conmemoramos los 20 años de los estudios de educación social.

Hablando en la Universidad de Barcelona sobre la percepción que tienen las personas ajenas a nuestra profesión salió a relucir que, en ocasiones, tenemos que explicar qué somos y a qué nos dedicamos. Sin duda, nos queda por hacer mucha pedagogía social al respecto y es también parte de nuestro cometido profesional hacer visible nuestra labor y explicarla al mundo.

Cuando hacía esta reflexión pensé: "siempre nos preguntan sobre qué es un educador social y pocas veces preguntamos cómo nos ven los demás sobre lo que hacemos". La percepción del otro es importante, saber cómo nos ven desde fuera, tener feed-back. Es por ello que decidí preguntárselo a alguien cercano que no tuviera nada que ver con el tema: mi madre. Y aquí os dejo la respuesta en forma de vídeo, a ver qué os parece...

Y tú, ¿te atreves a preguntar  a la gente de tu alrededor cómo te ven?




Collage realizado por los estudiantes de Educación Social de la UNED.




Comentarios

  1. Pues sí, creo que has hecho un ejercicio bueno de saber lo que piensan los otros de los educadores y qué mejor que en tu casa. Ojalá toda la sociedad comprendiera también la profesión como tu madre, por cierto que está fantástica.

    Por último, como dice ella en un trozo de la entrevista, los educadores están para ayudar a las personas y éstas son lo más importante.

    Enhorabuena por la entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Juan Francisco, me quito el sombrero contigo. Acabo de colgar el post y ya lo has leído!

    Muchas gracias, como siempre, por tus comentarios que enriquecen tanto al blog. Por cierto, muy bueno tu último post, me encantó. Esperemos que nuestras acciones en pro de una sociedad más justa no se pierdan como lágrimas en la lluvia...seguro que no. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Pobrecilla,en que compromiso la pones.
    Muy bueno, se lo acabo de poner a mi madre, que se sabe bien la lección y cuando le dicen si es lo mismo que un TS se indigna.

    Me encanta este blog, felicidades

    EducaSrockera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno, se lo has enseñado a tu madre!

      Me alegro de que te guste el blog así que si quieres colaborar o hacer alguna sugerencia, ya sabes: soy toda oídos!

      Un saludo desde Barcelona.

      Eliminar
  4. Gracias a ambas por compartir esta visión. A través de la explicación de Rusette entiendo que el/la educador/a social es un agente de cambio social mediante la ayuda que presta a las personas, en diferentes ámbitos, para su desarrollo y mejora. Todo esto, visto desde una mirada descriptiva de nuestras prácticas. En resumen. un buen ejemplo es esencial como aquí nos dais.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario en el blog. A veces es necesario cambiar el foco y abrir las orejas para oír sobre la percepción que tienen de nosotros los demás. Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Música comunitaria y deporte: Bàsquet Beat

Hoy tercer y último capítulo de la serie: Drogas, Sexo y Rock & Roll.

Aprender música a través del baloncesto, ¿por qué no? fue lo que pensé al ver la descripción del proyecto Bàsquet Beat. Pero Josep Mª Aragay, educador social creador de este proyecto, va más allá de ese aprendizaje: ha utilizado la música como herramienta para unirla a las inquietudes y necesidades de jóvenes inmigrantes, en este caso al deporte.

Josep Mª trabaja desde la educación social con un grupo de percusión formado por chicos migrados que utiliza como instrumento base unas pelotas de baloncesto y los diferentes sonidos y ritmos que generan. Desde el ritmo hip hop que resulta del impacto de las pelotas contra el suelo puede surgir un impacto mayor: el personal yelcomunitario. La situación personal de cada uno de los jóvenes es complicada es por ello que uno de los objetivos principales del proyecto es hacer que estos se hagan responsables de su propio desarrollo. Por otra parte el proyecto también aspira a…

Entornos educativos que favorecen el trabajo colaborativo

Este es Toni Olives, educador social que junto con otros profesionales ha creado el proyecto educativoAcompañados por el vientome invita a coger el timón y llevar el rumbo. Es una experiencia entre fácil y difícil. Resulta extraño pero mantengo el rumbo al poco tiempo de que él me explique el funcionamiento de esa rueda que gira en posición vertical. Pendiente, siempre atenta y concentrada, así es como debía estar si quería llegar a mi destino. El antes y el después de la experiencia de timonel fue un verdadero trabajo en equipo: uno estira de la cuerda, el otro le ayuda, más adelante otra persona intenta izar la vela. Y a la vuelta, ¡cuidado!, o todos colaboramos o podemos chocar con los barcos de al lado y amarrar velas accidentalmente.
Este proyecto innovador nace con la intención de llevar a los adolescentes a que se dejen acompañar por el viento navegando, es decir, que se dejen acompañar, estar al lado, sin dirigir. Acercarlos a un nuevo entorno relajado, afectuoso y rico en posib…

Intervención socioeducativa con personas sin hogar

Hoy empiezo este post con una vivencia propia. Tengo un nítido recuerdo paseando de la mano con mi madre por el Passeig de Gràcia. Era la mañana de un día festivo de primavera, yo debía de ser muy pequeña, cuatro años, pero lo suficiente mayor como para poder comprender y recordar lo que ocurrió. Caminábamos tranquilamente bajo el sol cuando vi a una persona sin hogar sentada en el suelo, pidiendo limosna. Lo primero que hice al verla fue soltar una carcajada, sí, reírme de él, porque quien pedía era un hombre. A continuación recibí una lección de mi madre, que más que algo sabe mucho, la cual me dijo: "Jamás te vuelvas a reír así de una persona que pide en la calle, todo el mundo puede acabar un día así." Y luego, con mucha pedagogía y cariño me explicó que no tenía derecho a juzgar a esa persona porque nada sabía de su vida y que aquello me podría pasar a mí y a cualquiera. 
Creo que Roser, mi madre, tenía razón (mama, es verdad, como en casi todo) porque la realidad que co…